Comunidad

Líquido sellante al Tubeless

Pin It

 

Líquido sellante al Tubeless

Añadir líquido sellante a nuestro Tubeless es prácticamente una garantía de vida de que ninguna ruta se verá interrumpida por un pinchazo nunca más.

» HERRAMIENTAS

1. Desmontables. Necesarios para montar y desmontar la rueda.

2. Líquido sellante para Tubeless. Existen infinidad de opciones en el mercado. En el apartado “trucos” de esta sección arrojamos un poco de luz para ayudarte a elegir.

» PASO A PASO...

A veces por evitar obviedades podemos caer en errores, y no queremos que éste sea nuestro caso: la instalación del líquido sellante es aplicable sólo a neumáticos Tubeless y sistemas Tubeless; no es compatible con un sistema de rueda-neumático-cámara convencional, sólo si ya te has pasado al Tubeless. El líquido del que hablamos es el encargado de, por pura física, detectar y taponar cualquier pinchazo en la superficie del neumático; deja que te expliquemos: El líquido se encuentra en el interior de la rueda, por decirlo de alguna manera donde habitualmente se encontraría una cámara de las de toda la vida. Al producirse un pinchazo y fugarse el aire, con él se sale también este líquido que tiene la cualidad de secarse y “solidificar” al contacto con el aire y por tanto taponar el pinchazo, permitiéndonos continuar la marcha sin siquiera percatarnos de haber pinchado... Todo un lujo.

 

Líquido sellante al Tubeless

1. Lo primero es desmontar el neumático, pero sólo por uno de sus flancos.

2. Ahora pasa tu mano por el interior del neumático en busca de algún objeto clavado en la rueda. De paso impregna un trapito en alcohol y limpia el interior de la cubierta y el fondo de llanta; deja que éste se evapore.

3. Empieza a cerrar el neumático, por el lado de la válvula.

4. No cierres la rueda por completo, deja unos 20 o 25 centímetros en el lado justo opuesto a la válvula. Ahora cuelga la rueda dejando la parte abierta hacia abajo y ponte unos guantes de látex o vinilo.

5. Consulta la cantidad de líquido que requieren tus ruedas según el fabricante del mismo y tus necesidades: 26 o 29 pulgadas, balón de tus neumáticos...

6. Vierte por la parte de la rueda sin cerrar la cantidad necesaria de líquido.

7. Cierra ahora el neumático. Seguramente tengas que ayudarte con un desmontable. Ten cuidado de no derramar el líquido del interior de la rueda.

8. Hincha la rueda, no tiene mucho secreto, te remitimos a la sección de este especial “Montar un Tubeless”.

9. Una vez has inflado la rueda es recomendable que la muevas o la hagas rodar para asegúrate de que el líquido se reparte por todo su interior.

¡TRUCO!

> Elige bien. Como te indicábamos en el apartado “herramientas” de esta misma sección, existen infinidad de líquidos sellantes en el mercado. Normalmente cada uno tenemos nuestros gustos particulares ó simpatías por X o Y marca. En cualquier caso un consejo personal: cuanto más líquido sea el sellante más facilidad tendrá para “desplazarse” rápidamente hasta el pinchazo y taponarlo. Mira bien la composición de los líquidos y asegúrate de que no lleven ninguna sustancia que pueda dañar el interior de tus llantas, especialmente el amoníaco, que daña el aluminio.

> Nada es para siempre. Consulta las indicaciones del fabricante del líquido que elijas, pero por norma general es recomendable “re-rellenar” tus neumáticos cada seis meses. De esta forma te asegurarás de que el sellante funcionará siempre al 100%. 

 

CREDITO: http://www.mountainbike.es/ 

logo pqLIVE ON BIKE: Puedes adquirir tu kit TUBELESS Solo en CICLO PACIFICO

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar