Comunidad

Consejos para perder el miedo a caerte en bici

Pin It

En el ciclismo, como en otros deportes de cierto riesgo en los que existe el peligro de sufrir caídas graves, cuidar el aspecto mental es crucial para conseguir mantener un rendimiento alto sobre la bicicleta. Correr temeroso, acogotado, nos hará perder metros en cada descenso o, en el caso del ciclismo en carretera, nos impedirá rodar cómodos en un pelotón numeroso. Es por ello que cada vez más ciclistas que han sufrido caídas se ponen en manos de especialistas para superar la traumática experiencia. En este artículo ofrecemos algunas claves para que tú también puedas perder el miedo a caerte en bici.

perder el miedo a caerte en bici

Claves para perder el miedo a caerte en bici

Algo que puede parecer una perogrullada pero que es vital para recuperar la confianza tras una caída es llevar labici a taller para cerciorarnos de que está en óptimas condiciones. En caso contrario podemos ir sobre ella sin la tranquilidad necesaria pensando que, en caso de llevarla al límite algo podría fallar.

De igual modo que nuestra bici necesitará un reset, también nuestra mente estará necesitada de cierto tratamiento. Hablar sobre nuestros miedos con amigos, familiares, nuestra grupeta habitual o incluso con un especialista, nunca estará de más.

perder el miedo a caerte en bici

Otra manera de ganar confianza para perder el miedo a caerte en bici es investigar y perfeccionar nuestra técnicasobre la bicicleta. Es posible que la caída que sigue repiqueteando en nuestra cabeza, la que nos impide disfrutar sobre la bici como antes, se debiese a que no atacamos la curva de la manera adecuada o a una posición incorrecta sobre nuestra bicicleta, cuestiones técnicas fáciles de solventar.

Si la caída nos está llegando a suponer un problema de ansiedad, si el mero hecho de pensar en volver a prepararse y lanzarse sobre la bici nos agobia, lo ideal es que nos lo tomemos con calma, la aparquemos durante un tiempo y nos pongamos en las manos adecuadas para superar nuestros problemas. Seguro que en pocos meses podremos volver a disfrutar del ciclismo como merece. Esto es lo mejor para su salud mental e incluso física: montar en bici tensionado no es una buena idea.

perder el miedo a caerte en bici

Controlar la respiración es un método de relajación de eficacia probada. Antes de montarse sobre la bicicleta pruebe a hacer diez respiraciones lentas y profundas: comprobará como su frecuencia cardíaca se reduce y, por tanto, se encontrará más tranquilo y en condiciones óptimas para perder el miedo a caerte en bici.

¿Un miedo insuperable?

Por último, sé consciente de que ese miedo nunca terminará de irse del todo. Igual que el dolor por una pérdida o el remordimiento por una mala acción, el ser humano no aspira a perder del todo sus miedos sino a aceptarlos, Manejarlos y aprender a convivir con ellos. Así pues, cuando un mal pensamiento llegue a nuestra cabeza intentar liberarla, centrarte en lo mucho bueno que te ha dado el ciclismo, en cómo disfrutas del mountain bike. Puede que no logres perder el miedo a caerte en bici, pero sí lograrás adaptarte a ellos y volver a divertirte practicando tu pasión.

 

¡Pon tu bici a punto!, CICLO PACIFICO, CENTRO DE SERVICIO SHIMANO.

1

 fuente: BRUJULABIKE.ES 

CÓMO AJUSTAR EL REBOTE DE LAS SUSPENSIONES

Pin It
ajuste rebote

 

CÓMO AJUSTAR EL REBOTE DE LAS SUSPENSIONES

 

Tanto si eres un experto como un principiante en el MTB, debes saber cómo ajustar el rebote de tus suspensiones, de la horquilla y del amortiguador. Un buen reglaje del rebote te va a permitir sacarle mucho más provecho a las suspensiones y que te otorguen más absorción, comodidad y tracción.   

Denominamos rebote al hecho que una suspensión vuelva a su posición inicial después de recibir un impacto. Según cómo lo haga (más rápido o más lento), hará que en caso de impactos muy seguidos la suspensión recupere su capacidad de absorción o no. Puede pasar que la suspensión vuelva demasiado lenta, lo que hará que cada impacto que reciba perderá capacidad de absorción hasta el punto que no recupere nada el recorrido para seguir absorbiendo; o puede pasar que retorne demasiado rápido y tengamos un tacto demasiado “rebotón”, perdiendo el control de la suspensión a la que encontremos varios impactos seguidos ya que el efecto que provocará es que la bici vaya flotando continuamente perdiendo agarre en los neumáticos. Es por eso por lo que un buen ajuste del rebote de nuestra o nuestras suspensiones optimizará el funcionamiento global de nuestra bici y nos dará más seguridad en todo momento.

dial rebote
 

Identificarás el dial del rebote, en la mayoría de los casos, con este característico color rojo

¿Cómo ajustar el rebote?

Por norma general, la regulación del rebote de las suspensiones es un dial de color rojo. En el caso de las horquillas lo podemos encontrar en la parte de arriba de las barras o en la parte baja de las botellas. En los amortiguadores, puede estar en la parte alta o baja de éste, y es fácilmente visible. Lo que hacemos cuando variamos la posición del dial (normalmente notamos e incluso escuchamos unos clicks) es abrir o cerrar el paso del aceite por el circuito del rebote. Si lo cerramos (normalmente girando en el sentido de las agujas del reloj), cerramos el paso del aceite por lo que el rebote será más lento; por el contrario, si lo abrimos (normalmente girando en el sentido opuesto al de las agujas del reloj), abrimos el paso del aceite por lo que la suspensión volverá más rápido.

¿Cuál es mi regulación óptima de rebote?

dial rebote2
 

Dial de rebote (rojo) junto al del “setting” de la compresión o plataforma del amortiguador

Como pasa en la mayoría de las regulaciones, es a gusto del consumidor, en este caso de cada biker. Si acostumbras a ir por zonas con pocas irregularidades, un rebote algo lento puede hacerte sentir más cómodo ya que actúa como un colchón, y si no es necesario que las suspensiones retornen rápido para estar preparadas para el siguiente impacto, te evitarás salir por delante al sufrir un rebote demasiado fuerte en caso de un salto importante. Por el contrario, si acostumbras a rodar por terrenos con muchas irregularidades y por trialeras técnicas, necesitas un rebote más ágil para no ir perdiendo recorrido y capacidad de absorción, que a su vez es capacidad de reacción. Pero no has de pasarte ya que si el rebote es demasiado rápido, en saltos o piedras de gran tamaño puedes salir “escupido”por encima del manillar ya que las suspensiones podrían actuar como un muelle puro y duro.

Nosotros os aconsejaríamos poner el dial del rebote justo en el medio de su número de vueltas (o clicks) y a partir de ahí probar de vuelta en vuelta (si por ejemplo nuestra suspensión cuenta con 12 clicks, lo pondríamos en el sexto, y a partir de ahí probaríamos). Si lo hacemos así, lo normal será que tengamos que abrir el rebote, por cómo acostumbran a venir de serie los settings de rebote en las suspensiones. Cabe destacar que las pruebas debemos hacerlas con las suspensiones abiertas del todo (en caso que tengamos diferentes posiciones de funcionamiento de las suspensiones).

También hay que tener en cuenta que hay marcas de suspensiones que según tu peso y el tipo de uso que le vas a hacer a la bici, te aconsejan un rebote concreto. Siempre es orientativo y, el toque último lo debes hacer tú probando y sacando tus propias conclusiones.

Lo que sí os aconsejamos sin lugar a dudas es que probéis, que abráis el rebote, que lo cerréis, que sintáis por vosotros mismos cómo actúa este en las suspensiones. Esa es la mejor manera de darse cuenta de cómo varía su funcionamiento y aprendemos a cómo reacciona nuestra bici con estos cambios. Es de esta manera que conseguiremos personalizarnos la bici a muestro gusto.

 

CICLOP17 ten0099Suspensiones Ciclopacifico FOX-ROCKSHOX

Creditos: https://solobici.es/

Líquido sellante al Tubeless

Pin It

 

Líquido sellante al Tubeless

Añadir líquido sellante a nuestro Tubeless es prácticamente una garantía de vida de que ninguna ruta se verá interrumpida por un pinchazo nunca más.

» HERRAMIENTAS

1. Desmontables. Necesarios para montar y desmontar la rueda.

2. Líquido sellante para Tubeless. Existen infinidad de opciones en el mercado. En el apartado “trucos” de esta sección arrojamos un poco de luz para ayudarte a elegir.

» PASO A PASO...

A veces por evitar obviedades podemos caer en errores, y no queremos que éste sea nuestro caso: la instalación del líquido sellante es aplicable sólo a neumáticos Tubeless y sistemas Tubeless; no es compatible con un sistema de rueda-neumático-cámara convencional, sólo si ya te has pasado al Tubeless. El líquido del que hablamos es el encargado de, por pura física, detectar y taponar cualquier pinchazo en la superficie del neumático; deja que te expliquemos: El líquido se encuentra en el interior de la rueda, por decirlo de alguna manera donde habitualmente se encontraría una cámara de las de toda la vida. Al producirse un pinchazo y fugarse el aire, con él se sale también este líquido que tiene la cualidad de secarse y “solidificar” al contacto con el aire y por tanto taponar el pinchazo, permitiéndonos continuar la marcha sin siquiera percatarnos de haber pinchado... Todo un lujo.

 

Líquido sellante al Tubeless

1. Lo primero es desmontar el neumático, pero sólo por uno de sus flancos.

2. Ahora pasa tu mano por el interior del neumático en busca de algún objeto clavado en la rueda. De paso impregna un trapito en alcohol y limpia el interior de la cubierta y el fondo de llanta; deja que éste se evapore.

3. Empieza a cerrar el neumático, por el lado de la válvula.

4. No cierres la rueda por completo, deja unos 20 o 25 centímetros en el lado justo opuesto a la válvula. Ahora cuelga la rueda dejando la parte abierta hacia abajo y ponte unos guantes de látex o vinilo.

5. Consulta la cantidad de líquido que requieren tus ruedas según el fabricante del mismo y tus necesidades: 26 o 29 pulgadas, balón de tus neumáticos...

6. Vierte por la parte de la rueda sin cerrar la cantidad necesaria de líquido.

7. Cierra ahora el neumático. Seguramente tengas que ayudarte con un desmontable. Ten cuidado de no derramar el líquido del interior de la rueda.

8. Hincha la rueda, no tiene mucho secreto, te remitimos a la sección de este especial “Montar un Tubeless”.

9. Una vez has inflado la rueda es recomendable que la muevas o la hagas rodar para asegúrate de que el líquido se reparte por todo su interior.

¡TRUCO!

> Elige bien. Como te indicábamos en el apartado “herramientas” de esta misma sección, existen infinidad de líquidos sellantes en el mercado. Normalmente cada uno tenemos nuestros gustos particulares ó simpatías por X o Y marca. En cualquier caso un consejo personal: cuanto más líquido sea el sellante más facilidad tendrá para “desplazarse” rápidamente hasta el pinchazo y taponarlo. Mira bien la composición de los líquidos y asegúrate de que no lleven ninguna sustancia que pueda dañar el interior de tus llantas, especialmente el amoníaco, que daña el aluminio.

> Nada es para siempre. Consulta las indicaciones del fabricante del líquido que elijas, pero por norma general es recomendable “re-rellenar” tus neumáticos cada seis meses. De esta forma te asegurarás de que el sellante funcionará siempre al 100%. 

 

CREDITO: http://www.mountainbike.es/ 

logo pqLIVE ON BIKE: Puedes adquirir tu kit TUBELESS Solo en CICLO PACIFICO

 

 

Página 1 de 8